miércoles, 10 de octubre de 2007

No quiero a la gente todita de negro

Las expresiones de uso cotidiano relacionadas con la muerte son de lo más corrientes. Muchas veces decimos que algo es "mortal" cuando queremos expresar que nos gusta, "me muero" si sucede algo contrario a nuestro agrado o "te mato" como liviana amenaza.
Sin embargo, cuando se trata de la real, universal y democrática culminación de la vida, mucha gente prefiere bajar la voz o directamente el silencio, como si fuera vergonzoso. Muchos adultos optan por evitar a los menores la verdad más extrema sobre alguien que no volverá, como si los niños fueran incapaces de comprender el proceso, por doloroso que sea. La negación de la realidad provoca en quien no sabe sentimientos de confusión y fantasías de regreso.
El temor al paso definitivo e irreparable es tan profundo que la mayoría de las personas se inclinan por eludir el tema de su propia muerte todo el tiempo que les sea posible. El desconcierto ante la muerte afecta incluso a las personas religiosas que creen sinceramente que los espera algo mejor.
Morir es inevitable. Es una rutina sin la cual la vida como contrapartida no existiría como la conocemos. Creo que, tal como a veces nos detenemos a considerar nuestra vida para mejorarla, debería ser natural que en algún momento reflexionáramos sobre la posibilidad de morir y pusiéramos al tanto de lo que realmente deseamos a las personas cercanas, sin melancolías a futuro y sin drama agregado.
Por mi parte he dado instrucciones: nada de luto, recuerden más mis carcajadas que mis lágrimas y pónganme mucho rimmel.

35 comentarios:

Entretanto dijo...

«Porque sabe, m’hijo, cuando yo muera quiero un velorio con chupandina y acordión hasta decir basta. Un velorio qui’haga decir a la gente: ¡Puta qu’estuvo linda la muerte de Don Primo!»

El fragmento es de una novela que leí hace muy poco, "La Potra", de Juan Filloy. Y la recomiendo.

CLAUDE CONTIN dijo...

"Mueran allá los soles y retornen,
nosotros, breve luz, cuando muramos,
habremos de dormir una noche perpetua".--Catulo.

Y también esto: PRI!!!

CLAUDE CONTIN dijo...

Oh, maldición y la re p... madre que lo remil parió, se me acabó la poesía porque me garcaron el primer comentario, ¡y también con una cita! Yo era el primero cuando llegué, siemplemente tardé mucho en escribir lo que iba a decir.

Stella dijo...

jaajjajajaaj Claude!!

Notan, que tema tocaste!!
En enero falleció un amigo mío, mejor dicho, El Amigo mio, que tambien era padrino de uno de mis hijos. Estaba enfermo y fue muy duro para todos los que lo acompañamos en los últimos momentos. El flaco nos dejó un ejemplo de vida y de muerte que yo no voy a olvidar jamás, y mis hijos tampoco! Hablaba de su cancer sin temor a la palabra, hacía chistes al respecto, hablaba de su muerte, se pudo despedir de sus seres queridos, dejó claras instrucciones sobre el velorio y esos detalles, el le daba ánimos a los demás y se fue, yo se que muerto de miedo, pero con una sonrisa en los labios.
La muerte asusta y mucho, porque es algo desconocido, porque genera incertidumbre y porque es la prueba de que todos somos finitos.
La fe ayuda a sobrellevarlo, pero tampoco es fácil.
Creo que hablarlo lo mas naturalmente posible, es el mejor antídoto contra el miedo! Especialmente con los chicos. Si uno va de frente, evita que sus pequeñas mentes se llenen de solo dios sabe que tipo de fantasias espantosas, como pasa con todo lo prohibido, con todo lo que es tabú!

Parafraseando al gran filósofo contemporáneo, Palito Ortega, solo puedo decir: "Viva la vida, viva la vida, viva la vida, viva el amor!"
Siempre me impresionó la profundidad de sus letras..jajaa

Dalma dijo...

Y eso de que el negro adelgaza, es un mito.

Que comentario bien pedorro que me mandé, bueh..es lo que hay.

Victor dijo...

Yo entiendo profundamente que la muerte es inherente a la vida. Es el principal mecanismo de la biología (que es la vida misma). Es un ciclo, lo entiendo perfectamente, pero de todas maneras quiero seguir participando un rato mas, si fuera posible.

La mía no me molestaría tanto como la de la gente que quiero.

Saludos

Diego F. dijo...

"Temer a la muerte no es otra cosa que tenerse por sabio no siéndolo, dado que es creer que se sabe lo que no se sabe. Nadie conoce la muerte, ni sabe si es ella el mayor bien de los bienes para el hombre. Sin embargo, todos la temen como si se supiera de cierto que es el mayor mal de los males. ¿Y no es la más vergonzosa ignorancia el presumir de saber lo que no se sabe?"

Sócrates.

Estrella dijo...

Dice Bioy: "El miedo a la vejez, ¿envejece?. El miedo a la muerte, ¿enmuerta?

Victor dijo...

Dalma: Si, el Negro adelgaza. (cuack!)

ADENOZ dijo...

Me mató este post.

Cuando muera quiero que me entierren en un campo con semillas de jazmín. De esa forma, cuando florezca estaré allí.
Asustándolos.

no tan iguales dijo...

Entretanto: me dieron muchas ganas de leer la novela.
Claude: no soy muy afecta a la poesía, pero esta cita me gustó mucho. Lo primereó el neoyorkino, jaja.
Stella: qué grande tu amigo, yo haría lo mismo. Hace unos años, a raíz de la enfermedad y posterior muerte de mi sobrina chiquita empecé a exorcizar mis propios miedos conversando estas cosas con mis allegados. Y me sirvió mucho.
Dalma: no sé si adelgaza pero me van a tener que vestir de negro para reconocerme como la que fui (vivo de negro). Eso sí, podrían ser lentejuelas.
Víctor: yo también quiero seguir participando, pero por si la muy guacha me agarra de sorpresa es que dejé instrucciones (y un legado, espero). La verdad es que da más miedo dejar a mi hija sola a medio criar que morirme.
Diego: ¡muy bueno! Mirá vos por dónde me vengo a enterar de que no soy tan soberbia como dicen.
Estrella: el miedo a la muerte mata, loco.
Ade: dije que no temía a la muerte, a los aparecidos sí, jaja.

Diego F. dijo...

¿Viste NTI? Así como mucha gente tiene la certeza de que la muerte es algo malo, yo tengo la certeza de que no podemos saberlo y por lo tanto es inutil ponerse mal al pensar en ella. Igual de soberbia en tu yo virtual no tenés nada, de hecho creo que la sensibilidad es opuesta por definición a la soberbia.

Saludos

G-News dijo...

Son cuestiones culturales... en "La Reina", la ídem se asombra de que a Dodi Al Fayed lo hayan enterrado tan rápido y su madre le explica que es una tradición ancestral para evitar la descomposición...
En el caso de los egipcios, estaban claramente convencidos de lo que venía y preparaban el sarcófago con todos los elementos que el muerto pudiera necesitar en la otra vida.
El problema es que mientras no tengamos más datos del otro lado que los aportados por Victor Sueiro, necesitamos convencernos de algo para no desesperar y, mal que nos pese a los ateos, eso es una cuestión de fe...
Ahora bien, respondiendo a la cita socrática, Safo dijo algo así como "Si la muerte fuera un bien, los dioses no serían inmortales".
De todos modos, como dijo Woody Allen, no es que tenga miedo a morirme... simplemente no quiero estar allí cuando suceda.
Salu-t

Stella dijo...

Si la reencarnacion llega a existir, yo quiero reencarnar en Brad Pit! Asi vengo a la Argentina y me enamoro de mi, o sea, de yo!
Qué felices seríamos!!!

El Pasquín dijo...

que bueno está el tema del Negro Rada!!!
ese ilustra muy bien.

saludos

Diego F. dijo...

Genius: "Si la muerte fuera un bien, los dioses no serían inmortales"
Habría que preguntarle a Anubis si existen los dioses o no, lo único que sí se que existe es la incertidumbre acerca de lo que hay del otro lado de la vida (más allá de las certezas de Sueiro, que debería ir apagando la luz en esta época de crisis). Ante esa incertidumbre uno puede pararse donde más le sea cómodo. Algunos encuentran esa comidad en las estructuras que las (falsas) certezas les brindan, otros andamos errantes en la incertidumbre.

Por suerte, como dijo Tolkien, no toda la gente errante anda perdida.

Saludos!

Tomás Münzer dijo...

Este post está mortal, me morí de la emoción al leerlo :P.

Ba, no sé, no me puse mucho a pensarlo, y menos un viernes a esta hora pero sí, creo que concuerdo con ud.

Mensajero dijo...

"...Una vez tapada, la fosa será sembrada de bellotas, para que en futuro se confunda mi sepulcro y el bosque. De es esta manera los rastros de mi tumbad esaparecerán de la superficie de la tierra, como me precio que mi memoria se borrará del espíritu de los hombres"
Así cierra su testamento el marqués de Sade.

Argenlibre dijo...

"Yo si quiero a mi Pa�s"

El 28 de Oktubre todos los ciudadanos deben defender su voto Fiscalizando. Voten a quien Voten, piensen como piensen.
No deje que le Roben Su Voto.
Si apoya la Campa�a Reenvie el Mensaje a sus Amigos.


Movimiento Argenlibre
argenlibre.blogspot.com

Almendra dijo...

Me hiciste acordar de ESTA canción, que forma parte de mi niñez y de ESTA TAMBIÉN que ya la nombraron y está buenísima.

Con mi familia hablamos de ese tema, asi es que sabemos que todos iremos a parar, cremados, al mar...
Pero no se puede evitar la angustia, la opresión en el pecho, sobre todo al hablar de la muerte de los padres, aunque sea más natural que un padre hablando de la muerte de un hijo...

Besos!

tarumba dijo...

Si hay que citar algo permitanme citar a Martí:
"¡Oh gloria, infausta suerte,
Si eso inmenso es morir, dadme la muerte!"
Saludos

Jose Soriano dijo...

Quién nos quita lo bailado...
fraterno
js

Stella dijo...

Solo pasé a saludarte!! :)
Besitoo

adivinador dijo...

Notan, posteate algo . Te extrañamos.

Stella dijo...

Feliz dia de la madre, Notann!!
Que la pases reeeelindo!!!
Besitossss

Almendra dijo...

Pasaba para desearte un MUY FELIZ DÍA DE LA MADRE!!!

Te dejo un gran beso y el deseo de que compartas tu día con tu gente querida.

Abrazos!

Diego F. dijo...

NTI: ¿El post era subliminalmente una despedida del blog? Posteate algo!

Ni buena ni mala... dijo...

Que pasa que no posteas ?.La coincidencia entre el tema del último post y la desaparición virtual de la autora preocupa.

no tan iguales dijo...

Les juro por mi vida que no era un mensaje subliminal, jaja. La verdad verdadera es que son tiempos difíciles en asuntos no posteables. De vez en cuando dejo algún comentario en blog ajeno, eso sí. Gracias por preocuparse.

Entretanto dijo...

Vamos, nti, a ver si vuelve al ruedo, no se haga rogar.

Estrella dijo...

Esperando tu próximo post, te cuento que me inspirate con el negro...

adivinador dijo...

Esto es una especie de sub-blog:
"Esperando a No Tan Iguales"

Nos paramos en la puerta, cantamos, tomamos mate y especulamos sobre lo que podrà escribir. Charlamos sobre sus entradas anteriores y los comentarios que dejò en estos dìas en otras pàginas. Todos tratamos de demostrar que conocemos bien el estilo de la bloguera y somos re-amig@s.

Pasà cuando quieras, Notan. Te esperamos

Ulschmidt dijo...

y como dice el piamonté:
si non te veo piú, felice morte

Almendra dijo...

Hola Notan, ¿en donde andá?

Te venía a dejar un beso...

Adi, ¿me pasás un mate?

Salute!

Detu dijo...

Un tema que genera sensibilidades la muerte. Marcos aguinis, que no es necesariamente mi autor favorito dijo algo que ahora, leyendo tu post, viene a mi memoria: "el infierno es la infinidad de las posibilidades y la finitud del tiempo" Quizás el mayor problema de la muerte sea que nos recuerda que tenemos límite. Una visión más optimista sería pensar que justamente porque el tiempo es finito y pasa rápido hay que vivir despacio.Digo, no?