jueves, 4 de octubre de 2007

Canchereadas y tomates

Me irrita sobremanera una nueva costumbre de algunos comunicadores que disfrutan reemplazando por un equivalente extranjero una palabra que existe en perfecto castellano.
Mi vocabulario no es ni por asomo tan amplio como me gustaría y menos si lo escribo (prefiero hablar porque ante la pantalla tiendo a quedarme en blanco), pero soy curiosa y estoy atenta a escuchar e incorporar nuevos términos en mi propio idioma. Seguramente en el hablar cotidiano se me escapa alguno que otro en inglés que la fuerza de la costumbre arraigó como nuestro, pero intento evitarlos porque -a pesar de que los entiendo- no veo la necesidad de decir que alguien es uno de los principales "contributors" a la campaña demócrata por la presidencia, ni que algo representa un "challenge" deportivo, ni recuerdo cuándo cuernos empezó a pronunciarse "vídeo" este vocablo que si uno ve escrito no lleva ninguna tilde por lo tanto se clasifica según su acentuación como palabra grave terminada en vocal y debe sonar como vi-de-o. Ni hablar de los "sale" que decoran las vidrieras de ropa ante cada cambio de temporada desde hace unos diez años. Cuando recién comenzaba esa moda y antes de que le agregaran el "40% off" mi mamá, que ni sospecha el inglés, tuvo que preguntarme qué significaba.
¿Qué les pasa, es más canchero hablar así?
Existen también otras deformidades que no remiten al inglés, como llamar "cártel" a algo que los colombianos llaman "cartel" (aguda terminada en consonante que no es 'n' ni 's').
También me molestan los locutores que dicen "quiñentos" en lugar de "quinientos", pero parece que soy la única que lo nota porque lo comenté en mi trabajo y conseguí un ciento por ciento de repudio, sostenido con argumentos tan sólidos como "estás loca".
En otro orden de cosas, me exaspera que más de uno que conozco siga comprando tomates mientras se queja del precio. No son esenciales para la vida y mientras sigan costando una pequeña fortuna mi ración de cosas que crecen de la tierra se limitará a pepinos, repollo, hinojo, zanahorias, lechuga y hasta frutillas que encontré a cinco pesitos el kilo.

33 comentarios:

Opiniones Independientes dijo...

Estoy totalmente de acuerdo with you, yo ya estoy burn out de los que hablan en inglés.
No se por que no utilizan nuestro fucking idioma que la verdad es bastante completo.
Buenos los dejo porque me voy a un happy hour en un bar irlandes de Palermo Hollywood, o Queens (no recuerdo cual), usted ya sabe a San Patricio los argentinos lo llevemos en el soul.

tarumba dijo...

me quisieron cobrar 16 mangos el kilo de tomates, no compré... pero temo caer en algún momento futuro.Está mal?

no tan iguales dijo...

Tarumba: me hizo sentir mal, hombre, no era mi intención pontificar. Además ya me convencí de que el mundo no anda preocupándose de si a mí me irritan algunas cosas.
OI: si usted también sucumbe a la tomatil tentación, siempre podrá preguntarle al verdulero "How much?"

Diego F. dijo...

Quiero expresar por este medio mi absoluto repudio a la palermización de Buenos Aires. Primero fueron por Palermo "Hollywood" y yo no me preocupé, porque no vivía en palermo Hollywood. Después fueron por los de Palermo Soho, pero yo no me preocupé, porque no vivía en palermo Soho. Despues fueron por los de Palermo Queens, pero yo no me preocupé, porque no vivía en palermo Queens.
Ahora vienen por mi, quieren bautizar a mi barrio Palermo "¡Dead!" por su cercanía al cementerio, pero yo me rehuso e insisto: esto no es palermo dead, esto es CHACARY HILLS!

Saludos!

ADENOZ dijo...

Hay palabras en inglés (idioma práctico si los hay) que sintetizan mejor la idea que en español.
Tal el caso de "marketing", "gay", "country", "snob", etc.
Las palabras son códigos que, de común acuerdo, utilizamos para comunicarnos. Pero si, la cuestión es no usarlas para darse aires de poliglota y mundano. Yo no me siento más o menos colonizado por usar algunos términos de otros idiomas, si hacen falta a mi idea.
La otra cuestión es el uso de expresiones sin saber su origen etimológico o social.
Me viene a la memoria el "rata cruel" popularizado por Minguito, que era una deformación del "rastacuer" con la que se definía al advenedizo en Europa. La gente, hasta el día de hoy, lo utilizado no solo de un modo indebido sino desconociendo su origen.
Ya que estamos con Minguito, su famoso "Que hashe, tritri?" tuvo su génesis en una situación con Jorge Porcel al verlo en ropa interior y cambiándole la entonación a "striptease". Se terminó usando como saludo hacia alguien gordo sin más ni más.
Hace poco don Bugman nos desasnó con el término "bizarro".
Y así.
No pretendo que todos sean entendidos en lingüistica como yo (faltaba más), pero me gustaría que cada uno ahondara en ciertos términos antes de publicarlos.
Para terminar, una reflexión sesuda sobre el precio del tomate:

El tomate es una baya
y su precio cotiza en oro.
Se lo van a meter en el orto
cuando no lo compre ni el loro.


Que tengan buenas noches.

Entretanto dijo...

Es un tema muy interesante y, coincido, me molesta mucho cuando se contamina tanto al idioma. Hay un libro muy bueno que leí hace algunos meses, a propósito de todas estas cuestiones: "Defensa apasionada del idioma español", de Álex Grijelmo [sí, con tilde el "álex"]. Lo recomiendo.

Ahora "vídeo" se usa en España y figura en el DRAE [así, con tilde y todo].

También está contemplado "cártel" y tal vez para diferenciar las diferentes acepciones [a. como anuncio y aviso con fines publicitaios; b1. como convenio entre empresas para evitar la mutua competencia, o b2. como agupación de personas con fines ilícitos].

Como sea, trato de evitar voces extranjeras tanto cuando hablo como cuando escribo [o, en este último caso, añadir su equivalente en español entre paréntesis].

[Nunca escuché lo de "quiñentos"... una sutileza nti.]

no tan iguales dijo...

Diego, me has recordado mi gran contubernio geográfico: mi esquina de Palermo no llega a ser nada, es sólo Palermo y ni se acerca a ese Chacary Hills tan glamoroso. ¿Debo sentirme mal?
Al gran poeta Ade: no sabía lo de "tritri", gracias por desasnarme. Y me hiciste acordar de las palabras "croto" y "atorrante".

no tan iguales dijo...

Me acordé de otra cosa: el inglés es práctico pero pobre. Mi hermana, siendo chica, tenía una muy mala profesora que les hacía buscar lo que no supieran de un texto en el diccionario inglés-español. Y mi hermanita tradujo "kind" como "amable" de una frase que era algo aí como "What kind of student are you?"

no tan iguales dijo...

Matías: te paso otro libro de una autora británica. Fanática de la ortografía, tituló "Eats shoots and leaves" y creo que aclaraba en el subtítulo que también podía ser "Eats, shoots and leaves". Sutil pero efectivo.

Bugman dijo...

Algunas veces utilizar palabras extranjeras está justificado, ya sea porque no hay un equivalente exacto, por simple prurito estético, o por una cuestión de estilo. Yo suelo poner esas palabras en itálica cuando escribo. No son palabras necesarias, pero en algunas ocasiones adornan ciertos párrafos. Me declaro culpable de haber escrito au contraire (en lugar de "por el contrario")con propósitos puramente ornamentales.
Hecha esta salvedad, me molesta sobremanera la tilinguería lingüística.
¿Qué van a hacer el week end?

Almendra dijo...

Muy buen post, a mi también me molesta. Aunque me doy cuenta que me pasa solo con el inglés, porque cuando se usa algún término en francés me encanta y ni hablar del portugués. Cuando sabés un idioma es difícil no confundir algunas palabras, o al menos, dudar cuando las vas a decir. Hay palabras que no tienen una traducción exacta, mucho tiempo busqué como traducir SAUDADE, del portugués al castellano, y solo encontré NOSTALGIA que no la define exactamente.
Pero cambiar palabras porque sí me exaspera, sobre todo del inglés, repito. Será porque siento que quieren invadir toda nuestra cultura hasta hacerla desaparecer...

Besos!!!

CLAUDE CONTIN dijo...

Qué bueno que volviste.
Me parece que la actitud que citás es bastante mersa y graciosa, como si hubiera gente que quiere demostrar que habla un buen inglés... en castellano.
Mi opinión es que la idea es hablar bien el idioma en que se está hablando, por la sencilla razón de que los idiomas son lindos, lo cual también conlleva cierta claridad al expresarse. Por ejemplo, por ser demasiado moderado, quise comunicar que me parece una ridiculez total que se culpe a Sobisch, por más repudiable que sea, de la muerte de Fuentealba y nadie me entendió.
Me pasa por ser demasiado pulcro.

Estrella dijo...

Creo que tiene que ver menos con la tilinguería y más con imposiciones del mercado.
ADENOZ: sabrosísimos tus comentarios, no sabía esas historias.
Mi profesora de Normatica, una mujer muy purista en cuanto al uso del idioma, dijo un día: "Alumnas, está aceptada la palabra iceberg, no debe ponerse en itálica y se pronuncia, al modo español i ce berg". "Pero que feo suena" contestamos las alumnas, "¿quién va a decir i ce berg?". "Tienen razón", dijo entonces la purista, "por eso, yo digo TÉMPANO". ¿No es buenísimo?

Stella dijo...

Hoola Notanmn, te estaba extrañando!!! :)

Yo tengo incorporados algunos terminos en ingles, no puedo evitarlo, es que ni me doy cuenta de que los uso. Si me molesta, por ejemplo, lo del vídeo, o lo del cártel!!!!

De verduras no quiero hablar, me pongo verde! Y muy bien, está caro? No hay que comprar, asi de simple!!

Y me mató l ode Diego...Chacary Hills!! jajajaaaaaaa

Besitosssss

no tan iguales dijo...

Yo también uso términos extranjeros, pero hay algunos más evitables que otros. No sabría cómo decir "déja vu" en castellano, pero sí se puede decir "contribuyente". Y nosotros no somos educadores ni comunicadores sociales.
"Bló" tampoco me convence, seguiré usando "blog".

El Pasquín dijo...

es la gente que se hace la cool... qué le vamos a hacer, el mundo fashion viste.

En cuanto al tomate, lo declaré verdura no grata, por ahora como solo zanahoria.

Muy buenos todos los comentarios!

saludos

Diego F. dijo...

¿Cómo que tu palermo no es palermo algo? ¿No es Palermo Chico, viejo, o alguno similar? Si me decís la delimitación de la zona y no tiene definición palermiana no te preocupes que la palermizamos en un segundo.

Saludos

ni buena ni mala..... dijo...

Soy una total analfabeta del poliglotismo, es más a la canciones en ingles las traduzco al castellano y me queda algo asi como "brilla tu diamante loco" o "pintalo de negro" o "Saltarin Jack Flash", solo por nombrar algunas. Y mis amigos/as me entienden igual.
No estaba al tanto del precio del tomate y lo andaba comprando alegremente. A partir de ahora restringire su consumo. Gracias.

Tomás Münzer dijo...

Sí, no sólo no uso palabras en inglés, sino que intento no escribir, de hehco he hecho unos aportes culturales, para entender la dominación cultural (se vien un post sobre eso). Poruqe, con lo rico que es el castellano, habalr en inglés es re cipayo... he dicho.

Mensajero dijo...

A mí me encanta cuando el locutor de la CNN dice Jorge Niubérri.
Me lo imagino con su auto, perdido en la provincia, preguntándole a un lugareño por Jarlingjam o por Ingenniero Badsh.
saludos.

R Librero dijo...

Es cierto como dice Adenoz, muchas palabras se escriben mal y se interpretan peor.
Desaparecidos por ejemplo no está en el diccionario de la RAE.
Se usó bajo circunstancias ya archisabida, por lo tanto se dice y se dice bajo un parecer del idioma, El idioma argentino existe porque somos parte del español, mal hablado pero se está en el, y en la inclusión de un lunfardo de un mayor proporcional al giro del italiano. Se dice, ojalá haya, también se dice ojala que haiga, es defectuoso, pero se entiende. Decir e interpretar lo mismo. Para la RAE: Haiga, es un automóvil grande ostentoso. Haiga en japón es arte emparentado con el haiku. Imagen y sonido de la escritura. Puede escribirse mal e interpretarse peor, cierto, puede interprete mal, pero no creo que falte el respeto a nadie. Somos en la calle el habla de 240 a 500 palabras, no mucho mas, y eso no quita ni agrega, se amplia el lenguaje a medida que reconocemos el error de interpretación, se está en un antes y un después de la palabra. Vemos que la palabra no es ajena, y menos ajena a nada y cobra vida con solo descubrir que se está allí junto a la acepción. Y podemos estar en la acepción que favorece a unos mas que a otros y estar como en otros tantos casos en uso de nuestro lenguaje entre lo tirifilo del habla y personaje que somos. El idioma hay que cuidarlo es cierto, y si uno sabe mas que el otro, dejar lo soberbio y enseñar lo poco que le permite su profesionalidad.. en puja y empuja...

En el idioma se está como en el ingles de los güesos, muy apretados al borde de los güevos rotos de la pronunciación..

A tres puntas dijo...

Notan, hay que dejar de comprar tomates. Así, cuando los mercados vean que no los venden le van a bajar el precio. Nos falta compromiso como sociedad para evitar abusos.

En cuanto al uso de palabras en otro idioma, debo admitir mi culpa. A mi me gusta jugar con términos de diferentes idiomas. Pero no sólo en inglés.

Saludos

Tincho

chili soup dijo...

¿16 pesos el kilo de tomates? ¡qué barbaridad!!! Vengan a comprarlos a Nueva York que están más baratos.

No tengo del todo claro el tema de las palabras extranajeras en el español. Hasta no hace mucho estaba totalmente de acuerdo con vos pero ahora tengo dudas. Tal vez vivir en EEUU y escuchar a otros latinoamericanos decir "te llamo para atrás" (I'll call you back) o "vacuna la carpeta" (vaccum the carpet) me generó más confusión y ahora me cuestiono de qué forma el lenguaje debe adaptarse al mundo global.

Lo voy a pensar un poco más y vuelvo.

chili soup dijo...

Perdón, no fuí nada clara. En realidad, sólo quiero decir que es un tema polémico.

el fusilado dijo...

la palabra es la primer frontera y los tomates a esta altura un imaginario colectivo (también de este lado del charco). Quisás nuestros hijos solo conozcan tomates en ingles.

Gustavo dijo...

Yo creo que la penetración cultural al principio molesta, pero despues termina gustando...

Tomás Münzer dijo...

No tan iguales, dignate a responderle a tus comentaristas, che, o tirás la piedra y escondés la mano :P

no tan iguales dijo...

Herr Münzer (encontré la diéresis) no se me ofenda, no he tenido tiempo para responder a todos, recuerde que también soy una madre!
Les agradezco mucho a todos por comentar.

G-News dijo...

Como el último que llega a una reunión y tiene que saludar a todos (ah! cierto que vos no lo hacés...), me tuve que leer los 28 comentarios para asegurarme que nadie haya recordado lo siguiente: Jorge Asís, siendo secretario de cultura, intentó llevar a la práctica lo que vos decís prohibiendo, entre las pocas cosas que recuerdo, el uso comercial de "sale" y "off". Lo quisieron linchar en la plaza pública...
No creo sea un problema de sentirse más o menos colonizado. Si me parece que en la diversidad está la riqueza y si a nosotros nos tocó el castellano no me parece tan mal hacer un poco de "proteccionismo cultural" siempre y cuando nos sintamos identificados con esta cultura. Sino, apaguemos la luz y todos a hablar inglés y listo.
Se me vienen 2 ejemplos a la cabeza: en Venezuela a los hot-dogs les dicen lisa y llanamente "perros calientes" y en España es usual leer un correo-e.
Tal vez lo mejor sería un utópico idioma mundial, que recogiera vocablos de todas las razas y culturas y que todos pudiéramos hablar y comprender en cualquier lugar del planeta. Qué? cómo? Ahh... acá me apuntan que algo así ya existió pero no funcionó...

Con respecto a los tomates... se me vino a la cabeza una película re-biz... perdón, muy estrambótica llamada "El ataque de los tomates asesinos", más o menos como los presentaron los medios.

Salu-t

Anónimo dijo...

En primer lugar, te felicito por tu fluido, expresivo y preciso modo de escribir. Mi comentario sólo pretende aclarar algo respecto a la acentuación de dos términos (vídeo y cártel) que parecen concitar los odios de la autora del blog y de muchos de sus visitantes. Vídeo viene directamente del infinitivo latino video (ver)tal cual, sin transformaciones posteriores. Aunque en el latín no se usan tildes, el acento cae sobre la "i", de modo que la acentuación correcta en castellano debería ser esa, la que recoge el RAE. Acentuar la "e" sería tan incorrecto como decir "rosáe" o "audío" en lugar de rosae o audio. Respecto a "cártel", no es cierto que al acentuar la "a" estemos forzando la acentuación del término castellano "cartel", que significa otra cosa como todos sabemos. En la acepción a la que hacéis referencia estamos usando directamente una palabra inglesa, en la que el acento cae en la "a" y que significa exactamente lo que dice el RAE. Por tanto, etemológica y sintácticamente, lo adecuado en castellano es pronuciar "vídeo" y "cártel" en esos casos.

no tan iguales dijo...

Anónimo: recién veo tu comentario. Realmente creía que las tildes en cartel y video eran usadas desde hace no mucho tiempo y que figuraban en el DRAE.
Gracias por el elogio y por desasnarme.

no tan iguales dijo...

Y que NO figuraban.

Anónimo dijo...

Soy de México; hace dos años estuve en Argentina y si algo me sorprendió fue precisamente la cantidad de términos en inglés que utilizar, tanto en lo comercial como en su vocabulario cotidiano. Después de diez días llegué a sentirme realmente incómoda y confundida porque no me explico qué los motivó a emplear tantas palabras en inglés, no sé si es de todos o es un asunto de esnob, estando tan lejos de USA, ni siquiera aquí que estamos en la frontera (a cien metros de la línea divisoria) se emplea ese vocabulario y, quien lo hace, realmente es muy mal visto. Apenas encontré tu blog, así que ofrezco disculpas por los cinco meses de retraso para participar.