viernes, 17 de agosto de 2007

¿Educación?

El 27 de julio pasado un grupo de alumnos de una escuela técnica de Rosario tenía una hora libre. Aburridos, quizás, sin control de ningún adulto, seguro, dedicaron el rato a destrozar el mobiliario, haciendo gala de una fuerza física que debería ser empleada con fines más constructivos. Volaban mesas y sillas con una facilidad digna de la furia de Hulk (qué antigua). Uno de ellos con alma de director de documentales filmó el hecho con su celular y después subió el video a la web. Parece que ninguna autoridad escuchó ruidos porque se enteraron tarde.
¿Qué les provoca? A mí en principio me dio rabia, bronca, me despertó instintos de madre golpeadora. Afortunadamente (menos mal que no me dedico a la docencia) esa reacción me duró un segundo y se me transformó en tristeza.
El grado de patetismo de estos pendejos es increíble, pero no sorprende demasiado. Está lleno de ciudadanos de diferentes edades a los que las normas establecidas les importan poco y nada, y ni hablar de la propiedad ajena, privada o pública. Por ejemplo, ya no son noticia los pocos papás de chicos víctimas en Cromagnon que, cagándose en las resoluciones judiciales, dedican sus días no a buscar justicia sino a buscar venganza contra los que ellos consideran culpables.
Tampoco llaman mucho la atención los artículos sobre los problemas en el colegio Carlos Pellegrini que esta semana recrudecieron a causa de otro desacuerdo con el nuevo rector y de la pretendida "democratización educativa".
Esta tarde la sede del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue tomada por un grupo de alumnos y padres del colegio Mariano Acosta que consideró que esa actitud aceleraría las obras de refacción.
Los alumnos de Rosario fueron sancionados con 15 días de suspensión y 19 amonestaciones. Algunos quedarán libres por sanciones y otros porque están en el límite de faltas (a esta altura del año).
No estoy segura de que suspenderlos sea una medida apropiada. Para aprender a respetar la cosa pública y el espacio de los demás seguramente hay que ir a la escuela. No menos, sino más que antes. Tendrían que concurrir los sábados y no sólo arreglar lo que rompieron por joder, sino construir más bancos para escuelas donde no existan. Si no les cuesta ningún esfuerzo, me parece difícil que aprendan a responsabilizarse por algo.
Es lo que opino desde mi lugar de mamá que procura enseñar responsabilidad y respeto, y a la que alguna vez también le dolió decir un "no" o imponer una sanción a su hija.

8 comentarios:

Opiniones Independientes dijo...

La verdad es que ya no se que hay que hacer con estos chicos, vos decis que no sirve suspenderlos, yo tampoco se si estos chicos están capacitados a tomar conciencia vía dialogo o castigos menores.
Quizas habra que volver a la vieja amenaza de nuestros padres: "pupilos a alguna provincia"

no tan iguales dijo...

Lo único de lo que estoy segura es que quitándoles educación lo único que se consigue es, a futuro, adultos subeducados. Y de esto ya tenemos bastante.

Opiniones Independientes dijo...

Y estos chicos no estan subeducados? Te recuerdo que rompieron SU escuela, esto quiere decir que la educaciòn que recibieron en ESA escuela no sirvió de mucho.

El Pasquín dijo...

Todo un dilema el debate que proponen estimados Opiniones y No tan iguales.

Yo coincido en que sacarlos de clase solamente aumetaría la estupidez crónica de estos seres. Tal vez habría que castigarlos con más eduación, horas extras y trabajo social... que aprendan el respeto por las cosas y por los demás.

Aunque, no voy a negar que a veces dan ganas de sopapear a más de uno de estos bestias...

no tan iguales dijo...

Coincido,Pasquín, en las dos cosas. Opiniones, es cierto que esa escuela hasta ahora no sirvió, pero habría que revisar la actitud de las autoridades y profesores: la verdad que es difícil pensar que no se enteraron de nada, los destrozos seguramente hicieron mucho ruido. Esto no se me ocurrió a mí, lo dijo un alumno de esa misma escuela.
Hay cada profesor... uno le discutió a mi hija que había una sola Corea.

adivinador dijo...

Me parece - humildemente - que dejarlos sin educacion no es una alternativa, no debe estar en el menù de opciones.

No entiendo porque los debates en el pais suelen darse desde cosas tan primarias, pero lo que estos jòvenes necesitan es mas compromiso del estado con su educacion.

Como vos decis, notaniguales , si a todos nos genera instintos de sopapeadores , menos mal que no nos dedicamos a la docencia. Yo tampoco se como hay que trabajar en el aula con estos alumnos, pero me parece que nada se puede hacer con ellos fuera del aula.

(encontrè comentarios tuyos por todos lados y siempre que quise ver el blog no pude , ahora lleguè desde "el pasquin"...tendremos "incompatibilidad blogueril" ?)

saludos

no tan iguales dijo...

Adivinador, no sé qué puede haber pasado. Los millones de comentaristas en mi blog demuestran que se puede entrar perfectamente, jaja!!!! Gracias, saludos.

G-News dijo...

Siii, totalmente! que vayan el finde a arreglar lo que rompieron y más. Pero tampoco nos pongamos en una posición de extremo purismo: Destrozar está pésimo pero que tire la primera piedra quien no haya escrito algún banco o escritorio escolar.