viernes, 31 de agosto de 2007

Besitos para todos!

No me molesta para nada la costumbre que tiene mucha gente de dar un beso hasta al más mínimo desconocido cada vez que entra en un lugar. Acepto el beso que viene de un compañero, de alguien a quien conozco, hasta acepto estoicamente que algún que otro tipo que pasa esporádicamente por mi oficina a traer algún papel me agarre del hombro y me atraiga hacia sí con el sólo fin del cheek to cheek.
Lo que me irrita es que, por negarme a hacerlo, soy tratada de maleducada.
Por lo general son las mujeres las que tienden a ponerle la cara y decir "muáa" a cualquier conocido que se encuentre, pero a mí me lo reprocha un amigo hombre que dista todo lo que se puede distar de ser afeminado (salvo quizás por una clara aversión a la sangre, pero eso es para otro post).
Ahora bien, algunas consideraciones: el conocido en cuestión al que uno se ve en la obligación de besuquear suele ser alguien que uno se encuentra por la calle. En ese caso cabe el besito si es que uno se va a parar a charlar un rato. También sucede si uno asiste a una reunión en una casa ajena: me suena bastante lógico saludar personalmente con roce cachetáreo. Pero no me vengan con el argumento de que a cualquier persona que uno conoce lo tiene que besar. En mi barrio conozco mucha gente: al verdulero de enfrente, que se llama David, a su madre Ramona, al farmacéutico Ariel, al cerrajero...ah, cierto, no conozco su nombre, pero con mi hija solemos llamarlo "señor nazi". Y no se me ocurriría darle un beso a ninguno de ellos.
Cuando uno entra todos los santos días al mismo trabajo y se encuentra exactamente a la misma gente no veo la necesidad de frotar el rubor en polvo de mis mejillas contra las mejillas de otro, que en algunos casos suelen estar pegoteadas de diferentes pegotes, a saber: maquillajes en crema (los odio), grasita natural de las personas, perfumes dulces que no me gustan y otras yerbas. Bah, en realidad yerba no, no he visto nunca tal aberración.
Sépanlo, señoras y señores: los quiero igual aunque no les dé un beso cada mañana (a algunos, tampoco es que muero de amor por el mundo todo). Pero aunque soy tolerante y acepto apretujones ajenos, no estoy dispuesta a hacer lo mismo. Me parece, por lo general, una actitud de fallutería femenina de las que me joden soberanamente. Sí estoy dispuesta a decir un "Buenos días" en voz clara y argentina, lo suficientemente fuerte para que sea oído desde todos y cada uno de los rincones de la habitación en cuestión.
He dicho.

12 comentarios:

Opiniones Independientes dijo...

Yo generalemnte cuando entro a algún lugar donde hay gente de confianza (poner como ejemplo al verdulero roza lo absurdo) saludo a todo el mundo, (beso ante extrema confianza, mano ante confianza media o baja).
No hacerlo me parece de mala educación, pero bueno, eso fue lo que me enseñaron mis padres, a lo mejor estaban equivocados.

El Pasquín dijo...

No tan Iguales, ya lo decía Don Roberto Galán: "Hay que besarse más"... la gente necesita afecto.

Aunque, por otro lado, hay algo más raro que pasa entre los hombres, cuando una va a dar la mano y el otro tira un beso, o al revés, esa situación es rara... hay que reglamentar todo este tema.

te mando un beso!

no tan iguales dijo...

Ley De Beso Voluntario YAAA!!!
Besos, don P.

G-News dijo...

No me quedó claro... entonces no querés que te salude más con un besiño?

adivinador dijo...

En diciembre en yadimos.blogspot comentaron la molestia que les provocaba el beso entre los hombres, y fueron sorprendentes (para mi)los comentarios mayoritariamente adversos a esa costumbre.
Yo soy recibido por un cliente por primera vez (trabajo ademas de bloguear) . Nos damos la mano, charlamos una hora, en la despedida el tipo me da un beso...Oh, my god. Cuando aumente la confianza, que pasarà?

aqui esta el link de ya dimos:

http://yadimos.blogspot.com/2006_12_01_archive.html

CLAUDE CONTIN dijo...

En mi caso sucede así:
-Si se trata de una chica que me gusta, no puedo evitar el agrado en mi cara y ella lo nota y, si está de acuerdo, ofrece la mejilla y nos saludamos con un beso.
-Si se trata de una persona cualquiera, saludo con la voz.
-Si se trata de una persona con la que tengo que tratar un asunto, saludo con la mano.
-Si se trata de una persona que integra mi grupo de batalla de por vida, saludo con la voz y luego con un beso y un abrazo a medias. Es el "saludo politico", una forma de comunicar al resto la diferencia entre uno de los nuestros y un extraterrestre.
-Si voy a misa, me ubico en un lugar donde no haya gente fulera para el beso de la paz.
Perdo por la extensión.

Stella dijo...

Hola!
Yo tengo un sobrino que vive a la vuelta, tiene la edad de mis hijos, asi que van y vienen todo el tiempo. Cada vez que entran a casa, viene a darme un beso con el consabido "hola tia". Hasta que le dije que no hacía falta tanta muestra de cariño!
Hay gente muuuy besuquera, y a veces, molesta!

Mensajero dijo...

A mí me resulta sorprendente en la Argentina la generalización del beso masculino. Aún en situaciones de presentación, depende el ámbito, queda la duda si mano o beso. Es relativamente nuevo. Diría que empezó en los 80.

adivinador dijo...

Para mi la costumbre del beso masculino empezò en los 80, y a los primeros que vi fueron a los de Polèmica en el Bar (Porcel, Sofovich, Altavista, Rolo Puente) que se saludaban asì. Nos parecìa raro. Y luego terminamos todos a los besos.
Apoyo cualquier campaña denunciando este vicio por producir enfermedades vergonzantes, sexualidad en transito, menemismo, o cualquier otra forma de la desesperanza.

BabyFashion dijo...

A mi me regusta que la gente se quiera y se de besos!! Es muy romántico, no??
Besinguis para vos!!!

Almendra dijo...

Hola, yo quería citar a Roberto Galán pero he visto que me ganaron de mano.
Yo soy partidaria de los besos y hasta de los abrazos inclusive.
No voy a negar que algunas cuestiones, como la grasitud facial o los perfumes fuertes y desagradables me generan un poco de repulsión. También me da bastante fiaca dar besos cuando llego a un lugar en donde hay mucha gente, momento en el que opto por un saludo verbal generalizado... pero me gustan los besos, que le vamos a hacer...

cabernet sauvignon dijo...

La verdad que me genera controversia, yo particularmente me gusta saludar con un beso pero a gente amiga y conocidos con onda, pero con onda digo a aquellos que no me producen rechazo, eso que lo llaman cuestión de piel... como una en mi oficina que cada vez que te da un beso no apoya normalmente la mejilla como la gente, si no que te da un pico en la mejilla dejando restos babosos... puajjj... ahí te puedo comprender... ademas si fuese una hembra... todo bien pero de la que hablo no se acerca jajaja... igualmente creo que también te tenes que adaptar a la sociedad y si te saludan no pongas esa cara que conozco y me da gracia y ni se te ocurra ponerme tanto la mejilla que termino besando la oreja jajajaja... decí que te conozco