miércoles, 29 de agosto de 2007

¿Sos donante?

Una chica de 15 años murió esta mañana en el hospital Garrahan esperando un hígado que le salvara la vida. El órgano de un muerto, que al tenedor original ya no le servía, pero que sin embargo, no se atrevió a regalar post mortem. O no se atrevió su familia, ya que los familiares están habilitados a no autorizar la ablación aunque el occiso hubiera manifestado su voluntad de donar.
En nuestro país hay más de 5000 enfermos esperando que les regalemos lo que ya no vamos a usar. Existen, afortunadamente, millones de donantes, pero las condiciones son tan complejas que sólo 5 de cada mil donaciones se convierten en trasplante, de manera que a más voluntades, más probabilidades. Por el momento la cantidad de órganos resulta insuficiente y me da la sensación de que hay pocas campañas de promoción sobre el tema.
La mayoría de las religiones aceptan esta práctica como una forma suprema de solidaridad y amor por el otro. Las familias deberían discutir en vida acerca de la posibilidad de donar, interiorizarse de los deseos de los distintos integrantes e informarse sobre la realidad para así poder desterrar los mitos y prejuicios que impiden que se tome la determinación. Si conocemos la voluntad de nuestros seres queridos será más difícil negarse a salvar una vida una vez que nuestro familiar haya muerto. Porque la palabra es ésa, muerto, y la verdad es que todos vamos a morir.
Una persona es bastante más que la suma de sus órganos. Que resultemos útiles o no después de muertos depende de nosotros. Yo, por mi parte, quisiera no volver a escuchar que otra Brenda murió esperando.

9 comentarios:

El Pasquín dijo...

Duro, me gusta lo que decís.
Creo que es un tema espinoso porque a la gente no le gusta recordar que va a morir... es preferible evadirse y dejar ese tema "para otro momento".

saludos

Opiniones Independientes dijo...

ES lamentable que haya gente que decida no donar, pero no estoy de acuerdo con el presunto donante.
Creo que todos deberian ser donantes porque donar organos salva vidas y esa es una realidad, pero es una desiciòn de cada uno.
Esta claro que hay que ser un buen tipo, pero no me obliguen a serlo a través de una ley, dejenme elegirlo.

CLAUDE CONTIN dijo...

Yo espero donar y que eso pueda servir (no todos los órganos sirven siempre).
Muy atractivos tus datos personales.
Saludos.

no tan iguales dijo...

Opiniones: quizás tengas razón, pero las estadìsticas del INCUCAI muestran que desde que la ley se modificó subió la cantidad de donantes. De todos modos un ciudadano tiene derecho a expresar su voluntad de NO donar.
Claude, gracias, no sé si son atractivos pero son reales.

adivinador dijo...

Un matiz sobre esta charla.
En realidad lo dificil no es decidir sobre tu propio cuerpo. Uno rapidamente entrega lo que no le importa. Pero me parece que la cosa se complica cuando - en el momento de mayor dolor - debemos entregar el cuerpo de nuestro hijo, nuestro conyuge. Casi siempre los cuerpos que sirven son los de jovenes sanos muertos en accidentes, y debe ser espantoso dejar que el Incucai disponga de un cuerpo que nos besaba horas antes.
Siempre que veo esos padres que piden organos para sus hijos, pienso que el unico organo del que yo podria disponer y que sirva es del de mi hija, si le pasara algo en unas horas.
Quiero decir que estoy de acuerdo con la donacion de organos, pero es un gesto de solidaridad formidable casi siempre. No es tan facil.

no tan iguales dijo...

No digo que sea fácil, justamente por eso hay que hablarlo con anterioridad. En mi familia sabemos qué quiere cada uno, incluida mi hija de 16. Creo que uno no tiene que pensar si podría disponer de sus hijos, sino en la posibilidad de que sus hijos tuvieran necesidad de recibir.
Me parece bárbaro este debate, gracias por comentar.

G-News dijo...

Soy donante. Lo único que quisiera es que entre la ablación y papeleo no haya mucha demora asi mis seres queridos pueden despedirse de mí sin tener que preocuparse por otras cosas.
Hay otro tema que es real y no todos lo saben: mas allá de la donación hay un tema de histocompatibilidad... el órgano puede estar pero si el cuerpo lo rechaza lamentablemente va al tacho.

adivinador dijo...

No hablamos mas de la donacion?
Estaba bueno.
Gracias por linkearme, yo tambien lo hice.

no tan iguales dijo...

Adivinador: si querés seguimos hablando, a mí me parece un buen debate. Y también hay otras cosas que a fuerza de charlarlas con mi familia ya me las tomo con una naturalidad que a algunos les asusta, como qué hacer si me muero.